Fuerzas Armadas Argentinas

Nuestras Fuerzas Armadas, instituciones fundamentales de la Patria.

Por Luis Vázquez

¿QUÉ SON LA SEGURIDAD NACIONAL Y LA DEFENSA NACIONAL?

Son políticas primordiales y principales en los países serios, aunque no son lo mismo, van muy bien de la mano, constituyendo el principio de libertad y soberanía de una Nación.

En nuestro país, figuran muy claramente en el preámbulo de la Constitución Nacional, que establece los siguientes párrafos:  “Constituir la unión Nacional,  Consolidar la paz interior, Proveer la defensa común”, como principios básicos de la Seguridad y Defensa Nacional.

La defensa y seguridad, son  temas que tienen que ser de interés de todas las Instituciones nacionales, al igual que preocupación de todos sus habitantes sin distinción de clases sociales ni nada que conlleve a la desunión nacional de los argentinos, sino todo lo contrario, que sea un patrón de unión entre todos, con el fin de una defensa de la Patria.

Para que lo escrito anteriormente se lleve a cabo, tenemos los artículos de la Constitución Nacional, leyes y reglamentos que dan un amplio esquema de cómo cada organización, Institución, cada ciudadano, debe y puede participar de la misma.

Ambas políticas deben trabajar en forma conjunta y son las principales veladoras para el desarrollo armónico de la Nación y sus habitantes, sin ellas cunde el caos, el descontrol , la inseguridad criminal de una forma desmedida y una indefensión total en donde cualquier Estado podría verse tentado a tomar por la fuerza parte del territorio nacional, como pasa con las Islas del Atlántico sur, o bien nacer células separatistas como los mapuches en Chile y Argentina.

La República Argentina se tiene que preparar para 5 tipos de conflictos distintos, los cuales van de baja intensidad hasta la guerra de defensa por el territorio, los cuales pueden ser:

1.- Guerra por recursos naturales.

2.- Posible invasión al territorio nacional por Gran Bretaña

3.- Conflicto Mapuche

4.- Tercera guerra mundial (Refugiados, base OTAN Malvinas, base China en Neuquén…)

5.- Narcotráfico – Terrorismo

Pero para ello tenemos que salir, de este estado  de coma que tiene la política nacional en temas de seguridad y defensa, porque esta postura facilista , garantista y por sobre todo errónea , olvida que la seguridad individual es parte de la vida cotidiana y es necesario cambiar esta postura simple por una donde todo sea vigilado en razón del bien común de la sociedad y la Patria. Sin vigilancia no hay seguridad ni defensa, pues ambas se complementan en este sentido, pues de una vigilancia efectiva se puede llegar a contrarrestar un ataque a la Nación, sea de la índole que fuere, y ahí hablamos de defensa nacional, de esta forma vemos como ambas políticas trabajan en forma armoniosa.

Por lo expuesto, no debemos confundir que los conflictos entre Estados  desaparecen, sino que siguen  en una situación dormida o latente. Un ejemplo es lo que pasa con Gran Bretaña, donde al anunciarse compra de aviones rusos (lo cual fue desmentido por Defensa), esa potencia OTAN envía misiles antiaéreos de última generación a dichas latitudes del planeta… ahí vemos que los conflictos siguen latentes y nuestra política de defensa sigue sin buscar una solución a este tema, es más, dejando al país en una situación extrema , donde como dije antes cualquier país nos puede invadir. En temas de baja intensidad tenemos al movimiento MAPU, declarando la guerra a la Argentina y Chile, en Chile se tomaron medidas, en Argentina no se hizo nada, donde estamos hablando de una segregación del país, éstos son algunos de los puntos que hay que rever y esto es tema de seguridad y defensa.

¿QUÉ ES SEGURIDAD NACIONAL?

Según el diccionario militar de acción conjunta de las FFAA Argentinas es “Aquella situación en la cual los intereses vitales de la Nación están a cubierto de interferencias ó perturbaciones sustanciales”; en tanto que para el departamento de desarme de la ONU es “La situación en la que un estado se considera resguardado contra agresiones militares, presiones políticas o coerciones económicas significativas, obteniendo con ello libertad de acción para proseguir con su propio desarrollo y progreso”. Como podemos ver, ambas definiciones son muy abarcativas de varios intereses, lo que hace que sean poco precisas en sus dichos y definiciones, ya que con ellas podemos definir varias cosas que el Estado debe asumir en su pensamiento doctrinario, sea cual fuere, las consideraciones generalizadas hasta aquí tratadas, pueden ser utilizadas por cualquier forma de ideología política que quiera tener  un sistema de defensa y seguridad nacional acorde a los intereses de la Patria. Esto es:

– Anticiparse prematuramente a lo que es vital y significativo, términos que adquieren sentido pleno y real cuando se analizan puntualmente en una época, y de forma puntual ante problemas o amenazas especificas.

– Porque es propio de los niveles políticos y estratégicos del Estado Nacional, en donde se definirán políticas precisas tanto generales como así también nacionales, de forma que las afecciones cambiantes a nivel internacional no afecten a las de la Patria de manera rápida, es por ello que es necesario realizar estrategias en el tiempo como las realiza el Enemigo.

– Es necesario hacer responsable de la Seguridad a todos los sectores de la Nación, sobre todo al Poder político, sin distinción de jurisdicciones ministeriales, haciéndolos participes necesarios de esta política como se hace en cualquier estado que se considere como tal.

¿QUÉ ES LA DEFENSA NACIONAL?

De acuerdo a la ley 23554 de Defensa Nacional “La integración y la acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación, para la solución de aquellos conflictos que requieran el empleo de las Fuerzas Armadas, en forma disuasiva o efectiva para enfrentar agresiones de origen externo”.

En muchos casos, para obtener la Seguridad Nacional es importante utilizar a las Fuerzas Armadas como instrumento del Estado Nacional, ya que son efectivas y disuasorias requiriendo el problema por el cual tienen que ser empleadas.

Entonces vemos que:

– La Defensa Nacional es el empleo efectivo del Instrumento Militar Nacional, de manera contundente y efectiva.

– La Defensa Nacional es un concepto amplio que incumbe a todo a todos los habitantes de la Nación, los ministerios, secretarias, organismos, según sean las exigencias o problemática, que así lo requieran.

– La Defensa Nacional tiene que entender las relaciones internacionales del país, tanto actuales, antiguas y futuras, en todos sus ámbitos (Económicas, políticas, culturales, etc…) para poder visualizar cualquier tipo de conflicto.

EN LAS PALABRAS Y EN LOS HECHOS

Hay que aclarar que cualquier política o estrategia, tiene poca eficacia real cuando sólo esté verbalizada por los dirigentes correspondientes, el sentido inverso es cuando una política o estrategia es realizada, llevada a cabo para su implementación, a través de todas las medidas correspondientes para garantizar que se cumplan sus directrices en forma positiva o negativa, pero con hechos y no con palabras, ya que en Seguridad y Defensa son necesarios hechos tangibles y no promesas vacías o fantasiosas.

En materia de Defensa y Seguridad Nacional, como en cualquier otra actividad, hay que mantener una coherencia importante entre lo que se piensa, se cree y se hace; y además, hay que tener en claro la inevitable relación fáctica entre los dichos, los hechos y las consecuencias.

Si realmente creemos y apoyamos lo que cree cierta dirigencia política y algunos medios de comunicación, de que Argentina no va a tener más conflictos armados, que se ha instaurado cierta “paz” gracias al MERCOSUR, y al tratado de Madrid de 1990, no tenemos porqué tener FFAA y unas FFSS débiles, lo cual es un gran error, no sabemos en qué momento se puede declarar un conflicto sea cual fuere su intensidad , esto es lógico, la historia de la humanidad así  lo demuestra. A su vez, las FFAA son en nuestro caso las Instituciones fundamentales de la Nación.

Para esto es necesario que la clase política dirigente y los medios de comunicación vuelvan a llamar a las cosas por su nombre, con la madurez de una Nación grande y adulta, como lo hacen los países más evolucionados políticamente hablando, que cuando hablan lo hacen sin prejuicios, eufemismos complejos o sentimientos de culpa sobre la naturaleza conflictiva de las relaciones internacionales; o sobre hipótesis (escenarios) de conflictos de intereses para la Defensa (tensión, crisis o conflicto armado).

Todo ello, por supuesto, con la debida prudencia y reserva que el tema exige.

CONTINUARÁ….

Publicado por Luis Vázquez